Why learn more languages?

Dicen que los nuevos idiomas, las ciencias y cada extraño y distinto compartimento que añadimos a nuestro gran cajón del conocimiento se deben a una preparación para el futuro, una educación que creemos es imprescindible. Sin embargo, doy más que por hecho que nos movemos por instintos. Actuamos para responder a un estímulo recibido, ponemos todo nuestro esfuerzo para recibir esa satisfacción al conseguir lo deseado, ese placer al saber que hemos sido capaces de lograrlo.

Esa es la mayor razón por la que una persona decidiría aprender un idioma. El placer que se experimenta al descubrir cada nueva palabra, al comprender lo que un extraño nos dice por primera vez. Esa sonrisa inevitable cuando te piden indicaciones y te das cuenta de que eres capaz de darlas. Las personas que se esconden detrás de todos esos gestos y expresiones desconocidas, los lugares que gracias a ese idioma tendremos la oportunidad de conocer. Las risas durante aquellos errores inevitables durante el camino. Las lágrimas derramadas cuando por diversas razones tuvimos que abandonar esos viajes dedicados a aprender. Los recuerdos que siempre quedarán como un tesoro, esos instantes rodeados de culturas, sonidos y olores irremplazables.

Nada, absolutamente nada puede sustituir cada experiencia aportada por ese idioma que en algún momento decidimos aprender.

You must be logged in to post a comment.